Cristianos coptos muertos en ataque de autobús de Minya

Los atacantes enmascarados abren fuego contra los vehículos que viajaban al monasterio de Minya, matando e hiriendo decenas, incluyendo niños.

0
Imagen cortesía de Al Jazeera

Los hombres armados enmascarados atacaron el viernes dos autobuses y un camión que transportaba a cristianos coptos en Egipto, matando a más de 20 personas e hiriendo decenas, según funcionarios.

Los atacantes llegaron en tres camionetas y dispararon contra los vehículos que llevaban a los visitantes al monasterio de San Samuel, en la provincia de Minya, a unos 220 kilómetros al sur de la capital, El Cairo, antes de huir de la escena.

Funcionarios egipcios de seguridad y médicos dijeron a la agencia de noticias Associated Press que el número de muertos en los disparos ha aumentado a 28. Las muertes incluyen muchos niños, informó AP. No hubo ninguna atribución de responsabilidad inmediata.

Fotos de un autobús en la escena aireado por la televisión estatal mostró sus ventanas disparadas. “Usaron armas automáticas”, dijo Essam el-Bedawi, gobernador de Minya, a los medios estatales. Las fuerzas de seguridad lanzaron una cacería para atrapar a  los atacantes, estableciendo decenas de puestos de control y patrullas en la carretera del desierto.

Tras el ataque, el presidente Abdel Fattah el-Sisi pidió una reunión con los funcionarios de seguridad. La minoría cristiana de Egipto, que representa alrededor del 10 por ciento de la población del país, ha sido objeto de ataques reiterados por grupos armados.

En abril, al menos 45 personas murieron y más de 100 resultaron heridas en dos atentados con bomba suicida en iglesias en las ciudades de Tanta y Alejandría durante las ceremonias del Domingo de Ramos. Los ataques fueron reclamados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL, también conocido como ISIS) grupo armado.

Tras los bombardeos del Domingo de Ramos, Sisi declaró un estado de emergencia de tres meses a nivel nacional. Un bombardeo en la catedral copta más grande de El Cairo mató al menos a 25 personas e hirió a 49 en diciembre de 2016, incluyendo a muchas mujeres y niños. En una entrevista con Al Jazeera de El Cairo, Timothy Kaldas, del Instituto Tahrir para la Política de Oriente Medio, dijo que es probable que el ataque del viernes fue llevado a cabo por ISIL. Señaló que en febrero ISIL había declarado una campaña contra la población cristiana de Egipto.

“Es muy posible que esto sea parte de esa campaña”, dijo, agregando que ISIL tiene “un gran sectarismo en su ideología, y que se han dirigido a la gente basada en su fe”. Kaldas también dijo que el ISIL también está “tratando de socavar la credibilidad del gobierno” en Egipto.

Deja un comentario