El “cambio de juego” de la Marina de los EE.UU.: convertir agua de mar en combustible

1

Por Mathieu Rabechault 07 de abril 2014 11:05 AM

Washington (AFP) La Marina de EE.UU. cree que por fin ha encontrado la solución a un problema que ha intrigado a los científicos durante décadas: cómo tomar agua de mar y utilizarla como combustible.

El desarrollo de un combustible de hidrocarburo líquido ha sido aclamado como un cambio de juego”, ya que podría acortar significativamente la cadena de suministros, un eslabón débil que hace a cualquier fuerza más fácil de atacar.

navy-fleet

Los EE.UU. tiene una flota de 15 buques petroleros militares, y sólo sus portaaviones y algunos submarinos están equipados con propulsión nuclear.

Todos los otros buques deben abandonar con frecuencia su misión durante unas horas para navegar en paralelo con un tanquero, una operación delicada, sobre todo en mal tiempo.

La meta es, eventualmente, desprenderse totalmente de la dependencia del petróleo, lo que significa que la Marina ya no sería amenazada por una potencial escases de combustible ni por las fluctuaciones en el costo del mismo.

El Vicealmirante Philip Cullom declaró: “Es un gran hito para nosotros.

“Estamos en tiempos muy difíciles donde realmente tenemos que pensar en formas bastante innovadoras de ver cómo creamos energía, cómo valoramos la energía y cómo la consumimos.

Tenemos que cuestionar los resultados de las suposiciones que son el resultado de las últimas seis décadas de constante acceso a cantidades ilimitadas y baratas de combustible”, agregó Cullom.

“Básicamente, hemos tratado a la energía como al aire, algo que siempre está ahí y por lo que no nos preocupamos demasiado. Pero la realidad es que tenemos que preocuparnos por ello.

Expertos estadounidenses han descubierto la manera de extraer dióxido de carbono e hidrógeno a partir del agua de mar.

Entonces, utilizando un convertidor catalítico, los transformaron en combustible por un proceso de conversión de gas a líquidos. Tienen la esperanza de que este combustible no sólo será capaz de propulsar barcos, sino también aviones.

Eso significa que en lugar de depender de petroleros, los buques podrán producir su propio combustible en el mar.

          Una tecnología que cambia las reglas del juego –

El coste previsto del combustible para aviones producido utilizando esta nueva tecnología está en el orden de entre tres y seis dólares por galón, dicen los expertos del Laboratorio de Investigación Naval, que ya han volado un avión modelo con combustible producido a partir de agua de mar.

Dr. Heather Willauer, un investigador químico que ha dedicado casi una década en el proyecto, apenas puede ocultar su entusiasmo.

“Por  primera vez que hemos sido capaces de desarrollar una tecnología para obtener CO2 e hidrógeno a partir de agua de mar a la vez, eso es un gran avance”, dijo, y agregó que el combustible no se ve o huele muy diferente.

Ahora que han demostrado que puede funcionar, el siguiente paso es producirlo en cantidades industriales. Pero antes de eso, en colaboración con varias universidades, los expertos quieren mejorar la cantidad de CO2 e hidrógeno que pueden capturar.

“Hemos demostrado que es viable, ahora queremos mejorar la eficiencia del proceso“, explicó Willauer.

Collum está igual de emocionado.

“Nosotros en las fuerzas armadas, en la marina, tenemos algunas clases de desafíos bastante inusuales y diferentes”, dijo.

No necesariamente vamos a una estación de servicio para conseguir nuestro combustible, nuestra estación de servicio viene a nosotros en la forma de un tanquero, una nave de reabastecimiento.

“El desarrollo de una tecnología que cambia las reglas del juego de esta manera, el agua de mar como combustible, en realidad es algo que reinventa gran parte de la manera en que podemos hacer negocios cuando se piensa en la logística, el alistamiento.

Un beneficio crucial, dice Collum, es que el combustible se puede utilizar en los mismos motores ya instalados en barcos y aviones.

Si usted no desea volver a diseñar cada nave, cada tipo de motor, todas las aeronaves, necesitamos un combustible que pueda reemplazar de inmediato al existente, que se vea, huela, esencialmente que sea igual a cualquier carburante basado en petróleo.”

Desventajas? Sólo una: los investigadores advierten que pasará por lo menos una década antes de los barcos de Estados Unidos sean capaces de producir su propio combustible a bordo.

Fuente: US Navy ‘game-changer’: converting seawater into fuel

1 Comentario

  1. Game changers, hu? No es novedad el programa de la marina norteamericana ni el proceso referenciado. Algo debe estar ocurriendo behind the scenes para que continúen el proyecto sin mayores avances.

Deja un comentario