El futuro del Leopard 2 en el Bundeswehr

0
Leopard 2A5 del Bundeswehr se ejercitan en el terreno. Imagen: Internet.
Leopard 2A5 del Bundeswehr se ejercitan en el terreno. Imagen: Internet.

A fines de la 1era quincena de abril el vocero del Ministerio de Defensa alemán, Jens Folsdorff, anunció que el Bundeswehr había recibido el visto bueno para adquirir 103 tanques Leopard 2 por el monto de 22 millones de euros. Dicha compra será realizada a empresas como Krauss Maffei – Wegmann y Rheinmetall, las cuales aún mantienen stock un número limitado de este modelo de blindado.
La razón por la cual el Ejército alemán tiene que recurrir a reservas privadas se debe a que casi el 90% de la flota de tanques Leopard 2 alemanes (en su momento contó con más de 2.100) fue cedida, vendida o chatarreada.
Esta nueva medida, sumada a la activación de un Panzerbataillon en Bergen y al refuerzo de las unidades existentes, forma parte de la estrategia de la actual ministro de defensa, Ursula von der Leyen, la cual en parte va en contra de lo adoptado 5 años atrás durante la administración de Thomas de Maiziere, donde se optó por una importante reforma la cual incluyó recorte de medios (entre ellos, la flota de tanques Leopard 2).

Vieja imagen de Leopard 2A4 pertenecientes al Bundeswehr. Imagen: Internet
Vieja imagen de Leopard 2A4 pertenecientes al Bundeswehr. Imagen: Internet

Pese a que el actual refuerzo del Bundeswehr tiene su justificación en la operatividad y capacidad de la fuerza, es imposible negar que las medidas adoptadas también se vieron influenciadas por la intervención de Rusia en el conflicto Ucraniano y como se vio afectada la situación de seguridad en Europa oriental.

A fines de la década de los ’80 e inicios de los ’90 el Bundeswehr fue el principal usuario del Leopard 2, llegando a contar con más de 2100 de estos tanques en servicio. Con el fin de la guerra fría y la consiguiente reducción de fuerzas, muchos de esos tanques quedarían a disposición de naciones aliadas, siendo cedidos o vendidos una gran parte de ellos. Mientras el stock de Leopard 2A4 del Bundeswher se iba reduciendo, irían entrando en servicio versiones actualizadas, como la A5 y A6, las cuales tuvieron cierto éxito en el mercado internacional.
Uno de los últimos miembros de la familia del Leopard en entrar en servicio en el Bundeswehr es la versión A7, de la cual fueron entregadas en diciembre las primeras unidades de un total de 20 ordenadas. Estos tanques, que previamente habían pertenecido el ejército holandés y correspondían a la versión A6NL, han sido modernizados por KMW Munich y pasaran a prestar servicio en el Panzarbataillon 203 de Augustdorf.

Muchas de las mejoras realizadas en el Leopard 2A7 se han debido en gran parte a la experiencia canadiense y danesa en Afganistán, donde ambos países desplegaron sus Leopard 2A6M CAN y Leopard 2A5 DK respectivamente.
Una de las enseñanzas fue la adopción de nuevo blindaje pasivo, tanto en el glacis como en la parte inferior del blindado, brindándole una mejor protección contra minas e IED. También cuenta con la posibilidad de recibir módulos de blindaje en sus laterales.
En lo que respecta a armamento, el Leopard 2A7 mantiene el cañón Rheinmetall de 120mm L/55, pero le ha sumado la capacidad de disparar la munición APFSDS-T DM63 y la nueva munición programable de alto explosivo DM12. El comandante del tanque ha recibido una nueva mira panorámica, la cual está estabilizada y cuenta con un equipo de imagen termal de 3era generación y telémetro láser.
Otras de las modificaciones introducidas consisten en un visor de imagen térmica para el conductor, nueva cúpula y visores para el comandante, nuevo sistema de aire acondicionado y la provisión de un APU, lo que le permite al tanque utilizar sus sistemas sin tener la necesidad de encender el motor.

El objetivo inicial del Bundeswehr era actualizar sus 225 Leopard 2A6 al estándar A7 en la medida que el presupuesto lo permita, pero la compra anunciada de 103 Leopard de 2da mano puede cambiar los planes. Esto se debe a que estos tanques provenientes de stocks de la industria del armamento son viejos modelos A4 que fueron vendidos por países usuarios (como Austria y Suiza) que vieron la necesidad de desprenderse de sus tanques remanentes. El estado de conservación de estos Leopard 2 varía considerablemente, ya que algunos (como el caso suizo) han sido desprovistos de gran parte de su equipamiento y armamento.
El Bundeswehr iniciará la modernización de este lote recientemente adquirido en el año 2017, pero aún no se ha decidido si serán llevados al estándar A6, A7 o si de desarrollará una nueva versión intermedia que le permita estandarizar su flota de 328 Leopard 2.

Leopard 2A7 perteneciente al Panzerbataillon 203. Imagen: Bundeswehr.
Leopard 2A7 perteneciente al Panzerbataillon 203. Imagen: Bundeswehr.

Deja un comentario